Resolver el odio con más odio

¿Cómo pretendes resolver el odio con más odio? [Miércoles de ceniza]

Hoy traigo un post obligatorio debido a los acontecimientos que han sucedido el pasado miércoles de ceniza en mi ciudad, concretamente en la Universidad Pablo de Olavide (una universidad pública de aquí de Sevilla). Cuando me enteré del asunto, resonó en mi cabeza esa canción de Nach Scratch titulada «chico problemático». En su letra hay un fragmento que dice lo siguiente:

«Conozco a muchos de esos muchachos,
en sus coros fuman porros y andan siempre borrachos,
hechos diarios en tu barrio y en el mío,
¿cómo quieres resolver el odio con mas odio, tío? 
Cómo pretendes que te tome en serio alguien,
actuando con violencia sólo para que te miren,
importándote una mierda que los demás se lastimen,
si tus colegas lo piden,
ellos te aplauden y ríen».

Os pongo en situación brevemente, si queréis más detalles podéis consultar este artículo del ABC «Quince personas intentan boicotear la imposición de cenizas en la Universidad Pablo de Olavide».

Resulta que, como acostumbran desde hace cuatro años, la Asociación Celestino Mutis (asociación de estudiantes de la UPO) reserva un aula para celebrar el miércoles de ceniza. A dicha celebración acuden voluntariamente alumnos, profesores y miembros del PAS (trabajadores varios de la universidad). Terminando la celebración, tras la imposición de las cenizas, quince jóvenes infiltrados entre la asamblea empezaron a gritar diferentes consignas: «Nos interrumpisteis y empezasteis a gritar “Fuera misas de la universidad”. También alguno gritó algo acerca del feminismo».

«Nos interrumpisteis y empezasteis a gritar “Fuera misas de la universidad”. También alguno gritó algo acerca del feminismo».

Poco me quiero detener en estos hechos, pues lo importante fue la reacción de los allí presentes. Aún así y por no dejarlo pasar, subrayo un par de cosas en negrita que creo sensatas en este tema:

  1. Considerar que se deba prohibir cualquier acto litúrgico en un espacio público es legítimo (sí, legítimo). En un estado de derecho con libertad de opinión, puedes opinar que la religión no debe manifestarse públicamente por ser dañina para los demás.
    Por mi parte, debo dejar claro que esta posición (la laicista), la considero un atraso pues su punto de partida es erróneo a mi entender. Considera que la religión en el espacio público siempre causa conflicto. Además, esta posición niega la dimensión religiosa de la persona en su totalidad, reduciéndola a su espacio privado (como si fuésemos departamentos estancos, mi yo privado y mi yo público). Este tema del laicismo es interesante, a ver si algún día escribo sobre él.
  2. Lo que han hecho estos quince jóvenes no se sostiene de ninguna manera. Infiltrarse en la celebración, recibir la ceniza y al final boicotear a gritos sin aceptar en ningún momento el diálogo que se les ofrecía.
    Es más, creo que debe ser perseguido duramente ya que ignorar los canales oficiales que existen para estas reivindicaciones, y luego organizar boicots de esta forma, sólo puede generar más situaciones de injusticia. Cuando la autoridad legítima no vela por la justicia, la población se toma la justicia por su mano (y esto último suele ser peor que lo primero).

Como dije antes, no quiero centrarme en los quince valientes, sino en la reacción los estudiantes cristianos que asistían al acto. Reflexionando para mis adentros, considero «de cajón» (muy claro) que no se puede resolver el odio con mas odio. Al final uno debe de concienciarse de que si somos cristianos, seremos perseguidos. Al odio hemos de responder con amor y apertura, pues sólo así se detiene la espiral de violencia. Ya lo hizo Jesucristo hace dos mil años y somos sus discípulos – seguidores ¿no? Llamados a orar por los que nos persiguen, e incluso dar la vida como mártires. «Si amáis [solo] a los que os aman, ¿qué mérito tenéis?» (Lc 6,32). No debe asustarnos. Mientras lees este post, en muchas partes del planeta están siendo perseguidos e incluso asesinados por sus creencias cristianos (como tú si eres cristiano jeje). Y no sólo países mal vistos por la televisión, sino muchos que compran nuestros equipos de fútbol, con los que hacemos tratos comerciales jugosos, con los que nuestro Rey o nuestros políticos de todo signo se reúnen para banquetear y que las televisiones ensalzan. Pues sí misioneros, así es.

Pescar a más de uno por la oreja y echarlo de allí cual madre a la vieja usanza cuando su hijo se pasa de la raya

Ahora bien, después de esta declaración de intenciones, he de confesar que yo me imaginaba en la UPO ese miércoles de ceniza, y de lo que tendría ganas es de pescar a los quince valientes,  uno a uno por la oreja, y echarlos de allí cual madre a la vieja usanza que arrea a su hijo con la zapatilla porque ha sido revoltoso.

Menos mal que yo no estuve allí y sí que estuvieron jóvenes cristianos auténticos, «de pata negra», con denominación de origen. Cuando ocurrieron estos hechos, ellos soportaron serenamente semejante ofensa. De forma educada y calmada, de corazón, ofrecieron diálogo. Propusieron a los quince valientes  sentarse a hablar de manera universitaria (adulta, no infantil). Reunirse y dialogar sobre sus reivindicaciones y buscar juntos lo mejor para la comunidad universitaria. Como podéis imaginar, la respuesta fue la misma que la que se obtiene de un burro, el silencio o como mucho algún rebuzno. No tanto porque los jóvenes sean burros, sino porque estaban en modoburro. «Nadie rectifica nunca en público» me dijeron una vez, y cuánta razón tenían.

Por lo tanto, y tras este desgraciado acontecimiento, los jóvenes de la Asociación Celestino Mutis publicaron una carta. Como al leerla me he dicho: «Qué bien escriben estos jóvenes, ya podría aprender de ellos un poco para el blog», os la dejo a continuación para que la disfrutéis como yo he hecho.

Sin más, se despide un misionero que tiene que aprender del testimonio de jóvenes cristianos que le rodean, que «donde hay odio ponen auténtico amor». Esta Palabra se hizo carne #aquiYahora.

Un comentario en “¿Cómo pretendes resolver el odio con más odio? [Miércoles de ceniza]

  1. Desgraciadamente hay quienes están convencidos de que la violencia (de forma más fuerte o suave) está legitimada en estos casos. Tengo compañeros que justifican ese modus operandi. Nosotros, como nos orientaba el Maestro, a responder al mal y al enfrentamiento con bien. Esta es la dialéctica cristiana. Lo que no excluye afrontar este tema con racionalidad y diálogo. Mucho ánimo para los cristianos que estuvieron allí! Estamos con ellos. Gran ejemplo para todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s