Niña encantadora con dos cachorros en las manos

Un besito al perro y una patada a la indigente

21 de agosto a las 20:00 horas de la tarde. Había quedado con una amiga en el centro para dar una vuelta. Mientras esperaba delante de un supermercado me llamaron la atención dos canes que estaban tumbados en la puerta. Sorprendentemente tenían correa pero no estaban atados, y se comportaban de forma muy pacífica. «Qué bien educados están», pensé.

Pronto salió su dueña, Ana. Me presentó a sus mascotas, Diva y Chunga, y a raíz de ellas comenzamos a hablar. Lleva 4 años sobreviviendo entre aparcar coches y pedir limosna. Tras estar tres años en la calle durmiendo, ahora ha conseguido una habitación por 120€ al mes. Quiere trabajar, pero en cuanto la identifican como «la que pide ahí en la calle», todas las puertas se le cierran. «Parece que soy menos persona ahora que pido en la calle, una apestada o algo» me dice.

«Parece que soy menos persona ahora que pido en la calle, una apestada o algo»

Durante la conversación, una familia alemana salió del supermercado con una lata de comida de perro. La abrió, y Ana la cogió para prepararla y dársela a sus perros. Cual fue mi sorpresa al ver que la familia abrió la lata a los animales, los acariciaron y mimaron mientras comían, incluso le sirvieron agua. Sin embargo, para Ana, ni una simple mirada.

Vino a mi cabeza la frase que oí de un sociólogo en un programa de radio analizando el fenómeno de las mascotas. «Actualmente, se observa un fenómeno curioso: se humaniza a los animales comprándoles ropa, juguetes, llevándolos a hoteles, psicólogos, buscando equiparar sus derechos a los de los humanos; sin embargo se deshumaniza a los hombres que quedan fuera del sistema, principalmente en nuestras ciudades los sin techo, a los que no se mira, no se habla, se ignora y se espera que el estado los retire de las calles porque dan mala imagen a la ciudad, no hay lobbys a favor de los sin techo, pero sí a favor de equiparar los derechos de los chimpancés a los humanos(…)».

Le dije a Ana de broma «Estos comen mejor que tú ¿no?» y para mi sorpresa me dijo convencida: «Pues sí, esta es la cuarta bandeja hoy». Lo dijo con tono alegre, compartió conmigo que ella se pone muy contenta de que la gente alimente a sus perros. Que también hay personas muy generosas, como una vecina del bloque de la esquina, que cuando cocina pollo le trae un poco, pues le encanta.

Todo esto me hace pensar qué mensaje he recibido de la sociedad desde que nací. Tú habrás experimentado lo mismo, la televisión te dice que eres más por tener más (si no tienes como Ana, no eres nada). Que eres más por saber más (si no has estudiado, no eres nadie). En las facultades de economía y empresa se concibe muchas veces a las personas como «recursos humanos» valoradas en función de su utilidad para la organización. Cuando no son útiles, se cambian por otras, como si fuesen máquinas. Ana no es útil para la sociedad, más bien molesta, entonces no vale nada…. Las mascotas dan cariño y compañía, y no molestan demasiado, por lo tanto, aportan más que Ana a la sociedad.

Vaya pensamiento pobre y plano el que sostiene el valor de las personas por su utilidad, por cuanto tienen o por cuánto saben.

Vaya pensamiento pobre y plano el que sostiene el valor de las personas por su utilidad, por cuánto tienen o por cuánto saben.  ¿Hay acaso algo más inútil que un bebé o que un anciano? Y justamente ¿hay algo más maravilloso que un bebé, o alguien que dé más amor que unos abuelos?

Conclusión, cuando veas a Ana y sus perrillos, dale un beso a Ana y una caricia a sus cachorros (tampoco les des una patada).

Nota | La imagen, los nombres y los lugares recogidos en la publicación son ficticios para proteger la intimidad de las personas.

Un comentario en “Un besito al perro y una patada a la indigente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s